Os presentamos este magnífijo árbol con flores en verano, además es resistente a heladas, y no suele ser atacada por plagas, prefiere sol pleno y puede llegar a alcanzar hasta los 6 m. Es una especie muy difundida como planta de decoración debido a su follaje decorativo y vistosa floración. en verano y que dura hasta entrado el otoño, le acompañan unas hojas de intenso color verde que resalta todavía más en esta época del año. Os la presentamos en dos formas, árbol y arbusto, la forma se le podrá dar con la poda que debe ser sobre Febrero o principios de marzo. Esta poda es necesaria para eliminar las ramitas débiles y acortando los brotes del año anterior a un tercio de su longitud. La multiplicación se puede realizar mediante esquejes durante el final del verano o a través de semillas plantadas en primavera a 20-25 ºC o por acodo. ¡Esperamos que os guste!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *